Guía sobre la donación de médula

Guía sobre la donación de médula

Mañana es el día mundial de la salud y por eso os traemos una guía sobre la donación de médula y los pasos a seguir.

Cada año más de 5000 personas son diagnosticadas de leucemia y otras enfermedades de la sangre en España, y sólo 1 de cada 4 personas tienen la suerte de tener un familiar compatible para poder recibir la donación.

¿Cuáles son los requisitos para ser donante? Cualquier persona entre 18-55 años sin ninguna enfermedad que se pueda transmitir (diabetes, hepatitis B, etc.) puede ser donante.

Lo más importante es estar muy bien informado sobre el tema para conocer la responsabilidad que implica el registro como donante. Por eso, con este post queremos hacer una breve explicación sobre el proceso aunque tenéis un vídeo explicativo muy completo en el siguiente link que sin duda os recomendamos ver.

Una vez tomada la decisión, el siguiente paso es inscribirse. Lo puedes hacer en la página de la Fundación Josep Carreras donde además puedes consultar los datos de contacto de todos los centros de referencia de donantes de España para pedir una cita.

Allí tendrás que rellenar un consentimiento informado y te extraerán una muestra de sangre para determinar tu tipaje HLA, prueba que indica la compatibilidad inmunológica entre donante y receptor. A partir de ese momento formarás parte de la base mundial de donantes voluntarios, lo que significa que quedarás disponible para todas las búsquedas de donante que se inicien desde cualquier registro del mundo.

Si resultaras compatible, el centro se pondrá en contacto contigo para realizar un exámen médico completo, análisis de sangre, radiografías, un electrocardiograma (para valorar si puedes ser anestesiado sin riesgos) y finalmente una o dos extracciones de sangre.

En función de los resultados se decidirá de qué forma se obtendrán las células madre: mediante sangre periférica o médula ósea.

Si la extracción se llevase a cabo mediante sangre periférica, 5 días antes cada 12 o 24 horas se te administrará por vía subcutánea una medicación que hará que las células madre, que se encuentran ubicadas en la médula ósea, afloren a la circulación sanguínea, y posteriormente puedan ser recogidas por del donante. Es un proceso muy sencillo que dura 3/4 horas y que no requiere ingreso hospitalario.

En un 20% de lo casos se realizará mediante médula ósea. En este caso, se te ingresará la noche antes y tras una anestesia suave de corta duración se procederá a punzar el hueso de la cadera para obtener la sangre medular. Es una intervención corta, de 1 o 2 horas que no supone riesgo alguno para el donante.

¡Esperamos que os haya sido muy útil esta guía sobre la donación de médula y sobre todo esperamos que os animéis a donar un poco de vida! Y recordad, si os ha gustado compartid y no dudéis en comentarnos 🙂

¡Un beso corazones!

Share this post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *